Salas de cine sin pantalla

Algunos expertos en materia de cine, dicen que la apuesta al mundo virtual es enorme y eso obedece, según ellos a la necesidad de los espectadores de salir del ambiente al que se encuentran reducidos con las actuales producciones cinematográficas.

El campo audiovisual se somete a un nuevo escenario, en donde los espectadores pueden entrar en las producciones y hacerse parte de ellas. ¿Por qué a la gente le gusta tanto el cine? Mucho tiene que ver con lo que les gustaría experimentar, en los actuales momentos, el cine solo permite el papel de espectador y las hazañas solo quedan a cargo de sus protagonistas; pero ¿Qué tal si pudieras como espectador formar parte de la batalla, e incluso como en un video juego escoger quien del equipo de guerreros quieres ser?

Si te gustan las películas de guerra, sería genial tener la experiencia de estar en una sin riesgo alguno, o estar en el espacio en un viaje interestelar, caminar sobre marte, descubrir nuevos planetas, es una revolución que está en camino y todo gracias a la realidad virtual (VR).

cartel de hollywood

Los grandes estudios han sido tímidos y por ahora solo están incorporando este nuevo elemento a las promociones de las grandes películas. Estamos hablando que, de las grandes producciones de Hollywood, alrededor de un 90% ya está usando VR y eso es mucho decir. Pero no solo en Estados Unidos este movimiento está cobrando fuerza, en España, por ejemplo, ya hay empresas trabajando en formatos como estos.

Hay muchas cosas que sortear todavía, como lo que tiene que ver con la movilidad en escena, que según el experto Martín Blas, supone apenas un 10% de lo que ofrecería una producción de total inmersión; pero es bastante en relación a lo que tenemos ahora, debo agregar.

Las piezas se están moviendo entre los gigantes de la industria que tiene que ver con el entretenimiento, en el año 2014 Oculus VR fue comprada por Facebook, dicen que la sumas ascendió a unos 1.500 millones de euros.

sala de cine

Pero es de suponer que nuevas tecnologías en las producciones requerirían salas de cine adaptadas a ellas, eso le daría una necesaria renovación al concepto que tenemos de ellas en la actualidad, además les daría una ventaja competitiva enorme con las opciones para ver las películas en casa, porque inicialmente las inversiones serán cuantiosas, cosa que solo podrían hacer salas de cine con el músculo suficiente. Es seguro que todas estarán repletas, porque todos querrán experimentar las nuevas sensaciones, tal y como ha sucedido históricamente con los saltos que han dado para mejorar la experiencia del espectador, mejorando la calidad de la imagen, el sonido y las más recientes que han tenido que ver con salas de cine que se mueven, lanzan agua, etc., para introducir cada vez más al espectador en la película. Pues la VR es el salto más alto que se ha dado hasta el momento en ese sentido.

El año pasado, en 2016, Ámsterdam inauguró la primera sala de cine de realidad virtual del mundo, no tienen pantalla, solo cuentan con lentes y audífonos ¿Puedes imaginarlo?