Instantáneas del pasado

Todo arte es apasionante, y su práctica es el recordatorio de que existe la perfección tras  vivir y revivir eternamente en su ejercicio; y esto es lo que le sucede a muchos con la fotografía: El arte y la práctica de capturar imágenes, momentos, que serán perpetuados gracias a la acción de un rayo de luz que proyecta una imagen, ha robado la atención y hasta la vida de muchos desde la época del mago merlín hasta ahora, pues se conoce que fue éste personaje histórico el primer individuo en hacer un artefacto similar a lo que hoy en día se conoce como cámara fotográfica. Luego de él, Leonardo Da Vinci es quien  ofrece la primera descripción detallada e ilustrada sobre su mecanismo de funcionamiento.

El proceso fotográfico se basa en la proyección y captura de una imagen, que por acción de un rayo de luz se plasma la imagen proyectada en una película sensible a ésta. Obtenido fotografías por medio de un instrumento óptico llamado cámara oscura –término acuñado por Johannes Kepler-, el cual consiste en una caja cerrada con un interior oscurecido, que cuenta con un pequeño agujero por el que puede entrar un mínimo y reducido haz de luz que será el encargado de proyectar en la cara opuesta la imagen captada del exterior.

Mucho antes de haberse creado la cámara oscura, se hacía el mismo ejercicio de proyección en una sala cerrada, cuyo único punto que proporcionaba luz era una diminuta abertura hecha en una de sus paredes, la cual actuaba con funciones de lente convergente, por la que se introducían los haces luminosos reflejando la imagen de los objetos del exterior de la sala, de manera invertida en su pared opuesta.

Con la sala cerrada y la cámara oscura siguieron los inventos con la luz y las imágenes invertidas, la cámara estenopeica entra también en este grupo como antecedente a los aparatos que hoy en día utilizamos en la fotografía. Esta cámara funciona de manera similar a las anteriores. Lo puedes explicar a los más pequeños de la casa por medio de un divertido experimento para crear una, y por qué no, ¡tomar muchas fotos y revelarlas!

Los materiales que necesitas son muy sencillos:

  1. Una caja de cartón con su tapa. Es importante que esté en buen estado.
  2. Cinta adhesiva de color negro.
  3. Un trozo de papel aluminio.
  4. Un alfiler bien afilado.
  5. Pintura negra.
  6. Tijeras.
  7. Pinceles o brocha.

experimento casero

Procedimiento:

  1. Tomar la caja de cartón con su tapa y cubrirla por dentro completamente con pintura negra; de ésta manera se estará evitando que la luz se introduzca dentro de la cámara rebotando por las paredes de la misma.
  2. En una de las paredes de la caja, recortar un pequeño cuadrado de 2cm x 2cm con mucho cuidado y con ayuda de las tijeras.
  3. El trozo de papel aluminio se toma y se perfora cuidadosamente en el medio, con ayuda del alfiler haciendo el pequeño agujero lo más preciso posible.
  4. Luego, pégalo con un poco de cinta adhesiva de manera que quede bien sujeto, el papel fotográfico a la pared contraria que fue recortada.
  5. Con un poco de la misma cinta adhesiva, podrás hacer la tapa de la lente, tapando el agujero y destapándolo cuando lo necesites.

De esta manera has terminado de construir la cámara. Ahora, cuando quieras tomar una fotografía sólo debes apuntar a tu objetivo, y remover por 15 segundos el adhesivo que servía de tapa para la lente.

Si quieres revelar en tu casa las fotos, lo puedes hacer de la siguiente manera:

secado fotos

Dispón de una habitación cómoda en la cual utilices una bombilla roja que no genere fugas de luz, y  a su vez, habilita un mesón en el que coloques las bandejas que contendrán los químicos. Una vez cubierto estos parámetros, la secuencia de revelado es la siguiente:

  1. Se sumerge el papel en el revelador, el cual oscurecerá las zonas donde recibió más luz.
  2. Se pasa al paro para detener la acción del revelador.
  3. Se coloca en el fijador para que la imagen quede permanentemente en el papel.
  4. Lava el papel con agua del grifo
  5. Extiende en una cuerda para que el papel seque.

Si eres amante  de este hermoso arte, podrás tomar miles de fotografías y revelarlas en tu propio estudio en casa, sin ningún problema.