Detrás de las cámaras

El mundo audiovisual es muy dinámico y la logística puede hacer que los costos bajen o se conviertan en un verdadero dolor de cabeza.

Las naves industriales son excelentes aliadas de las producciones audiovisuales, por un lado, les permiten a productores contar con espacio suficiente y por otro tener magníficas condiciones técnicas para desarrollar su labor.

Una nave de estas puede convertirse en diferentes sets de grabación para diferentes producciones al mismo tiempo o para el desarrollo de un film particular. Es increíble cómo puede transformarse una nave de estas en una nave espacial, por ejemplo, en una selva o en Wall Street, no hay límites para la creatividad y el lugar brinda como ningún otro esas facilidades. Como generalmente están alejadas de las ciudades son una estupenda opción cuando se manejan tomas en estudio con personajes famosos.

Dadas las características de estas estructuras, se cuenta con la electricidad suficiente para soportar las enormes exigencias que en este trabajo se requieren, además de que tienen la tecnología de vanguardia a disposición. Por la amplitud y diseño se pueden tener en el mismo lugar sets, equipos, oficinas y mucha gente trabajando en un área controlada, lo cual es muy importante cuando se trata de filmaciones.

arya stark corriendo

España es uno de los lugares de filmación favoritos para los directores, tiene una variedad de locaciones tan extensa que hay cabida para todo, desde cuevas, desiertos, ciudades, pueblos, castillos hasta montañas y nieve. Una producción puede desarrollarse con un centro de operaciones logísticas en un polígono industrial, al tiempo que se hacen las tomas en exteriores sin tener que hacer grandes erogaciones de dinero. Como he mencionado, el plan de rodaje es como un canal de distribución que se hace meticulosamente, cuidando cada detalla, caminos más largos, locaciones más distantes y no bien coordinadas representan más gastos y hay que ver lo que eso significa cuando tienes que trasladar camiones llenos de equipos, actores y sobre todo en las condiciones que estos deben viajar.

Es de destacar que los equipos son de mucho cuidado y muy costosos y ni hablar del traslado del talento, que como sabes, llega en pedimentos a extremos casi incomprensibles; pero que se le va a hacer, ellos son las estrellas que hacen que todo se mueva.

los vengadores tras la pantalla

La compra no es lo frecuente en este tipo de negocios, el alquiler resulta ideal, porque en el caso de las películas o series, se hacen por temporadas de entre 6 meses y 2 años, comprar no tendría mucho sentido. Eso a menos que sea una productora que ofrezca servicios a otras para que no tengan que trasladar equipos a esa zona, porque ellos pueden proveerlos, es un negocio donde hay para todos.

A veces incluso naves industriales abandonadas pueden ser alquiladas para hacer un rodaje de una parte de la película, serie o anuncio publicitario. Las posibilidades son muy variadas y ambos lados deben ser creativos para aprovechar al máximo las oportunidades, la rigidez puede hacerte perder dinero, ser flexible es la mejor opción.