Del set de filmación a la vida real

En el mundo del cine la imagen juega un papel fundamental y entre ellas contar con buenas locaciones para filmar es fundamental. Hay lugares mágicos que recrean una atmósfera ideal para cada una de estas y que le dan ese toque especial para hacer mucho más memorable cualquier escena.

Roma, Nueva York, Japón, Australia, entre muchos más, son los lugares seleccionados por diversos cineastas que se ven en la difícil tarea de seleccionar los mejores paisajes para poder llevar una excelente calidad visual en las películas. Estos lugares con el paso del tiempo se vuelven emblemáticos y clásicos del cine. También se convierten en sitios turísticos característicos y muy cotizados.

El Times Square en Nueva York ha sido una de las locaciones donde se han rodado infinidades escenas de filmes como: Vanilla Sky (2001), Noche de Fin de año (2011) o la ganadora del Óscar a mejor película Birdman (2014). Otro de los lugares emblemáticos del cine y que se ha convertido en un sitio turístico imposible de obviar es la famosa tienda Tiffany & Co. de la película Desayuno con diamantes (1961). Sin dudas, esta película es un icono del séptimo arte que popularizó, indiscutiblemente, un lugar anhelado por muchas mujeres.

Pero si hablamos de lugares que impactan visualmente por lo majestuoso de su impronta, tenemos las localizaciones de la película el Hobbit filmada en Nueva Zelanda, sin duda cada uno de estos lugares te dejan sin palabras. Hobbiton es el set de la película y fue construido en Matamata; sitio turístico muy famoso para visitar, este lugar está ambientado totalmente como en la película. Los que visitan este set de grabación pueden sentirse parte del film porque no recrearon cada detalle, hasta la famosa cerveza de jengibre pueden tomar en este sitio mágico.

Cada uno de estos lugares pasan de la pantalla grande directo a formar parte de nuestras vidas, muchos de estos paisajes y sitios son muy difíciles de pasar por alto por los recuerdos que traen al verlos. Otras localizaciones imposibles de menospreciar son las mostradas en la película The Revenant con Leonardo DiCaprio, este film ganó el Óscar a mejor fotografía en 2016, ya que los paisajes tienen un evidente impacto visual. Estas imágenes pertenecen a hermosos lugares como: Canadá, Alaska, Argentina y Estados Unidos.

No solo el cine alberga maravillosas locaciones, sino que también las series como Game of Thrones muestran paisajes increíbles. Esta serie ha sido filmada en diferentes escenarios como: Islandia, Irlanda del Norte, Malta, Marruecos y Croacia. Sus escenarios siempre dejan a más de uno impactado y sin lugar a dudas son de los lugares preferidos para ir a curiosear. Mares, castillos, murallas y pueblos son solo algunas de las imágenes que se muestran y que atrae la atención de millones de fanáticos alrededor del mundo.

Cada una de estas historias encierra momentos memorables para los espectadores y llegan a calar mucho más gracias a sus diversas y maravillosas locaciones que nunca defraudan. Con el paso del tiempo cada una de estas se convierte en sitios turísticos predilectos que se van popularizando y ganando fama, simplemente traspasan la pantalla grande.